Día cinco - El ritmo de tu cuerpo-mente




AUDIO


Bienvenida, Bienvenido, al día 5 El ritmo de tu cuerpo-mente

En todo momento tenemos el poder de elegir nuestras actitudes y reacciones ante cualquier persona y situación con la que nos topamos, ahí yace nuestro verdadero poder. Con cada experiencia estamos pintando nuestro lienzo, pensamiento por pensamiento, elección por elección y cuando abordamos nuestras vidas con un sentido de apertura, comenzamos a aceptar ese poder cocreativo del cuerpo y la mente y nos volvemos más sintonizados a elecciones que nos nutren física, mental y espiritualmente. Entonces elegir lo más saludable es tanto una práctica como una oportunidad para crecer y al hacerlo nos acercamos al bienestar y a la vitalidad para toda la vida.

Antes de comenzar la meditación de hoy, por favor, ponte cómoda, cómodo, mientras Deepak nos cuenta más sobre cómo una mente sana crea un cuerpo sano.

Como seres humanos con percepción consciente somos las únicas criaturas en el planeta que podemos cambiar nuestra biología a través de nuestros pensamientos, emociones e intenciones. Las células están constantemente escuchando a escondidas nuestros pensamientos y siendo cambiadas por ellos, cada célula percibe el cambio más mínimo de ánimo, lo cual significa que no pensamos sólo con nuestro cerebro, los cincuenta trillones de células comparten activamente nuestros pensamientos.

Como hemos visto anteriormente en nuestro viaje los doshas son como estaciones de intercambio donde los pensamientos se convierten en materia, donde lo que pensamos cataliza un cambio en nuestros cuerpos. Piensa lo que ocurriría si en tu caminata matutina de pronto te cruzas con una víbora bastante grande que se desliza por tu camino, si te diera miedo tu corazón comenzaría a latir fuerte, tu garganta se secaría y tus piernas se sentirían cómo de goma, la imagen mental abstracta de ver una víbora desencadenaría una acción completa, un disparo de adrenalina. Nuestros pensamientos trabajan de la misma forma, cuando estamos ansiosos, deprimidos, asustados sobre nuestro futuro o preocupados por el pasado le mandamos a nuestro cuerpo mensajes que causan que se transforme en un instante para ayudarnos a reaccionar ante la amenaza que nos enfrenta, aún cuando no existe una verdadera amenaza. Sin embargo, si enfrentamos cada momento con la conciencia del momento presente, entusiasmo, pasión por la vida, optimismo y una apertura a todas las sorpresas de la vida, entonces, le enviamos a todas nuestras células un mensaje positivo completamente diferente.

Piensa nuevamente en nuestra caminata hipotética matutina, si esa misma víbora cruza tu camino, pero resulta que te gustan las víboras tu cuerpo hubiera reaccionado completamente diferente a tus pensamientos positivos, es el deseo de huir, probablemente te gustaría quedarte y observar la víbora, quizás tocarla, o levantarla, en esta escena tu cuerpo experimentaría la transformación opuesta, una que apoyaría el equilibrio y la sanación. Como poseemos está habilidad subconsciente para sanar o crear toxicidad en nuestro cuerpo, a través del pensamiento, nuestro trabajo es mentalmente ir con la corriente, creando patrones de pensamientos positivos que apoyan nuestra salud y bienestar óptimos

Antes de nuestra meditación, consideremos el pensamiento central de hoy:


FLUYO RÍTMICAMENTE CON MI CUERPO Y MI MENTE

Comencemos pues, siéntate cómodamente, coloca tus manos sobre el regazo o rodillas y cierra tus ojos, respira profundo algunas veces, inhala lenta y profundamente y luego exhala, con cada inhalación y exhalación, permítete sentir que, estás en paz, con mucha paz, ahora poco a poco introduce el mantra, repitiéndolo silenciosamente, OM ANANDHAM NAMAH, OM ANANDHAM NAMAH, MIS ACCIONES ESTÁN LIBRES DEL APEGO AL RESULTADO. Cada vez que te sientas distraída, distraído, por pensamientos, ruidos o sensaciones físicas, simplemente regresa tu atención y empieza a repetir silenciosamente el mantra, OM ANANDHAM NAMAH, 

Continúa con la meditación, yo cuidaré el tiempo y al final me escucharás sonar una suave campana, OM ANANDHAM NAMAH, OM ANANDHAM NAMAH, ahora silenciosamente en la mente



Es hora de liberar el mantra y llevar nuevamente tu conciencia a tu cuerpo, toma un momento para descansar, inhalando y exhalando lentamente, cuando estés lista, listo, poco a poco abre tus ojos

Al continuar tu día, contempla el pensamiento central:

FLUYO RÍTMICAMENTE CON MI CUERPO Y MI MENTE

FLUYO RÍTMICAMENTE CON MI CUERPO Y MI MENTE

FLUYO RÍTMICAMENTE CON MI CUERPO Y MI MENTE

NAMASTÉ









No hay comentarios:

Publicar un comentario