Día 12 Dinamismo Extraordinario


Resultado de imagen de relaciones extraordinarias dinamismo extraordinario


Texto audio

Bienvenido, Bienvenida, al décimo segundo día, Dinamismo Extraordinario.

Puede ser fácil sentirse pequeño en este mundo enorme, pero la verdad, es que si algo somos es pequeños, cuando entras en una habitación, hayas estado antes o no, tu energía afecta a cada una de la personas en ese espacio. La palabra dinamismo en este contexto espiritual, significa que nuestras huellas energéticas individuales, son una fuerza, una que solo nosotros podemos manejar, podemos elegir la verdadera esencia de las ondas que emitimos al mundo que nos rodea, ya sean pesimistas y de aislamiento o de paz y unificación. 

El día de hoy, date cuenta del maravilloso poder que tienes, mientras Deepak nos ayuda a entenderlo con más claridad, dicho esto, es hora de meditar. Como hemos explorado a nivel de la conciencia o del espíritu, todo estamos conectados intrínsecamente con todos y con todo, aunque nuestro cuerpo parezca ser una estructura física sólida, en realidad, es un rió de energía e información que fluye incansablemente en un intercambio dinámico constante con el entorno que nos rodea. Nuestro lenguaje refleja nuestra comprensión innata de nuestra naturaleza energética fundamental, decimos cosas cómo, tus palabras hicieron verdaderamente eco en mí o esa persona me dio mala vibra o mi amigo tiene un corazón muy radiante. No son sólo metáforas, en verdad sentimos la energía de cada persona y nos vemos afectados por ella a un nivel sutil pero profundo, piensa en todas las cualidades que intuitivamente identificas de otra persona a nivel energético. Además de decir si una persona está feliz o triste, puedes percibir si se siente en paz o inquieta, al mirar a los ojos a las personas, sus ojos nos rebelan un estado de alerta o de monotonía, ternura o indiferencia. Es difícil pensar en cualquier cualidad humana que no tenga un tipo de huella energética, como seres de energía, nuestra capacidad de afectar a los demás con nuestra energía o estado del ser, es al mismo tiempo un gran don y una enorme responsabilidad. Cuando entramos en una habitación, la energía que emanamos nos delata, sin decir una palabras, estamos comunicándonos a través de nuestra huella energética, creando una onda que puede afectar a todos aquellos que conocemos. Si nuestro estado del ser esta centrado en el amor y en la compasión, comunicaremos esa energía a las demás personas, del mismo modo si estamos estancados en el juicio, la hostilidad o el resentimiento, será también lo que comunicaremos. Los estudios del científico Masaru Emoto, nos ofrecen un maravilloso ejemplo del poder de la comunicación energética en la estructura molecular del agua, sus resultados fueron documentados en un reportaje de una serie de impresionantes fotografías, él descubrió que cuando se dirigen pensamientos y emociones positivas, como amor, aprecio, felicidad y verdad, a muestras de agua destilada, las moléculas formadas son delicadas, simétricas y cristalinas, por el contrario cuando a las muestras de agua se les envían mensajes negativos llenos de odio y hostilidad, el agua desarrolla estructuras caóticas y fragmentadas. Aproximadamente un 60 por ciento del cuerpo humano y un setenta por ciento del cerebro, están compuestos de agua, por tanto es muy fácil ver como la energía e intenciones que nos enviamos a nosotros mismos y a los demás, pueden tener un tremendo impacto en nuestro bienestar. El mensaje, no es ponernos una máscara de alegría y tratar de ser positivos todo el tiempo, la gente que está en armonía con su verdadero yo, siempre percibe cuando estamos siendo auténticos o cuando estamos poniéndonos una máscara o disfraz. Es importante que entendamos que, a través de nuestra energía o conciencia, adquirimos una capacidad ilimitada que ayudaran al planeta y a sus habitantes a moverse en una dirección más evolucionada, del miedo la hostilidad y la agitación, al amor, la compasión, la paz y la dicha.

Mientras nos preparamos para la meditación, consideremos nuestro pensamiento central:

YO USO MI ENERGÍA PARA SANAR Y TRANSFORMAR - YO USO MI ENERGÍA PARA SANAR Y TRANSFORMAR - 

Comencemos, por favor, siéntate cómodamente y cierra los ojos, en este momento, ve hacia tu interior, deja ir todos tus pensamientos y comienza a observar tu respiración, inhala y exhala lenta y profundamente, ahora poco a poco, incorpora el mantra, repitiéndolo mentalmente y dejando que fluya sin hacer ningún esfuerzo : OM RITAM NAMAH - MIS INTENCIONES Y DESEOS FLUYEN EN ARMONÍA Y ESTÁN SUSTENTADOS POR EL RITMO DEL UNIVERSO - OM RITAM NAMAH - OM RITAM NAMAH - Cada vez que te sientas distraído, distraída, por tus pensamientos o sensaciones corporales o por los ruidos del entorno, simplemente regresa tu atención a repetir mentalmente el mantra, OM RITAM NAMAH - OM RITAM NAMAH Por favor continúa con la meditación, yo estaré atento al tiempo transcurrido y al final me escucharas hacer sonar una suave campana, que indica que es momento de liberar el mantra, OM RITAM NAMAH - OM RITAM NAMAH - 

Es momento de liberar el mantra, por favor, nuevamente toma conciencia de tu cuerpo, descansa por un momento, inhalando y exhalando lenta y profundamente, cuando estés lista, listo, poco a poco abre los ojos. Al continuar con tu día, lleva contigo esta sensación de quietud interior y conciencia expandida y recuerda el pensamiento central de este día : YO USO MI ENERGÍA PARA SANAR Y TRANSFORMAR - YO USO MI ENERGÍA PARA SANAR Y TRANSFORMAR - YO USO MI ENERGÍA PARA SANAR Y TRANSFORMAR -    Namasté


Día 12 
Dinamismo Extraordinario 


1. Elige tres situaciones en las que hayas participado la semana pasada y pregúntate, "¿cómo me mostré? ¿Qué energía proyecté? ¿Me entregué de manera que involucré a las personas a mi alrededor, o las alejé?". Piensa cuidadosamente y escribe una lista honesta y detallada de cada una de estas situaciones que describa "la forma en que me mostré". 

2.  Ahora escribe una versión similar que describa "cómo elijo mostrarme", en donde hagas una lista de cinco formas en las que aspiras mostrarte ante el mundo. Piensa en tus observaciones de las preguntas anteriores mientras escribes esta nueva. Sé sincero, pregúntate: "¿Cuál es la experiencia que quiero que tenga la gente cuando está conmigo? ¿Qué puedo hacer para asegurarme de que me muestro de un modo que permita al mundo a mi alrededor recibirme, amarme y apoyarme?". Sé específico; a medida que escribas tus intenciones, te volverás el autor de tu propia historia.   

3. Escribe el impacto que quieres tener en tu familia, amigos, compañeros de trabajo y todos aquellos que crucen tu camino el día de hoy. ¿Cómo te gustaría que el mundo a tu alrededor experimentara tu presencia? Por ejemplo, puedes establecer la intención de mostrar gratitud a tu pareja, jugar con tus hijos, o ser paciente con tus compañeros de trabajo.   

4. Utilice este espacio para reflexionar aún más sobre su experiencia de hoy  



No hay comentarios:

Publicar un comentario